Next Euskadi

Sala de Prensa

28/01/2024

Premios Sabino Arana 2023, una demostración de “modernidad sólida”

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido su última gala cultural de los Premios de la Fundación en la que han sido galardonados y galardonadas el músico Antton Valverde, el equipo femenino de Laboral Kutxa-Fundación Euskadi, Euskal Artzainak Ameriketan, el arqueólogo Armando Llanos y Javier Clemente

rss Ezagutzera eman
Premios Sabino Arana 2023, una demostración de “modernidad sólida”

DESCARGAR IMAGEN

El Teatro Arriaga de Bilbao ha acogido este mediodía la XXXV edición de los Premios Sabino Arana en la que han sido galardonados y galardonadas el músico donostiarra Antton Valverde, el equipo femenino de ciclismo de Laboral Kutxa-Fundación Euskadi, Euskal Artzainak Ameriketan (EAA), el investigador y arqueólogo gasteiztarra Armando Llanos y Javier Clemente.

Acompañada por componentes del Patronato de la Fundación, la presidenta de Sabino Arana Fundazioa (SAF), Mireia Zarate, ha hecho entrega de los cinco galardones que se suman a los recibidos por otras 192 personas, asociaciones e instituciones en las 34 ediciones anteriores.

En la apertura del acto Zarate ha recordado que la de este año era una celebración de números redondos, “treinta y cinco años ininterrumpidos de Premios Sabino Arana y 120 años del fallecimiento de nuestro Fundador y Maisu”.

La presidenta de Sabino Arana Fundazioa ha comenzado su discurso de apertura haciendo referencia a los “tiempos de crisis y cambios que vivimos” que en la actualidad se ven acrecentados por la “globalización y las redes sociales que hacen que todos estos procesos estén proyectándose machaconamente en todos los sitios y a todas horas”.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que “frente a los inconvenientes de lo que el sociólogo Zygmunt Bauman definía como “modernidad líquida”, cuyos rasgos característicos son la incertidumbre, la movilidad, el individualismo, la pérdida de los valores, etc. hoy venimos a reivindicar la “modernidad sólida”, cuyos atributos serían la comunidad, la identidad colectiva, la capacidad de generar y los valores”.

A continuación, Zarate ha destacado los méritos de los y las galardonadas de esta XXXV edición, comenzando por el músico donostiarra Antton Valverde. “El poema hecho melodía, la partitura hecha bertso. Antton y su piano nos han permitido conocer y reconocer a poetas euskaldunes de nuestra historia como “Lauxeta”, “Lizardi”, Gandiaga, “Txirrita”... Antton Valverde, un ejemplo de unión entre pasado y presente; de renovación sobre la base de las obras de calidad que antes otros alumbraron”, ha destacado la presidenta de SAF.

De las integrantes del equipo femenino de ciclismo de Laboral Kutxa-Fundación Euskadi, la presidenta de SAF ha vaticinado que “pedalada a pedalada cada vez están más cerca de llegar a la élite del ciclismo mundial partiendo desde unos valores de nítida vigencia: el trabajo en equipo, la inclusión y la igualdad”. De los pastores vascos en América ha destacado que “es maravilloso comprobar cómo ellos y ellas y sus descendientes han sabido hacer un mestizaje de ambas culturas, de ambas lenguas, cómo han pasado a ser entre nosotros “amerikanuak” pero en los Estados Unidos son “the Basque people”. También ha defendido la sólida labor de investigación realizada por Armando Llanos. “Esfuerzo personal, pero también compromiso comunitario como lo demuestra el que fundara el Instituto Alavés de Arqueología”, ha destacado Zarate. Y finalmente, se ha referido a Javier Clemente como ejemplo de solidez. “Javi ha demostrado su solidez como entrenador pero también como líder. Un liderazgo que lo ha ejercido y ejerce aún hoy tras pasar por multitud de equipos y selecciones”, ha subyarado.

Antton Valverde ha agradecido el galardón de la mejor manera que sabe hacerlo: cantando al piano. Para ello, ha elegido un poema de Esteban Urkiaga “Lauaxeta”, “Neguko gaba”.

“Tal y como nos cuenta Anjel Lertxundi, el sociolingüista Wilhelm von Humboldt quedó asombrado de las historias que escuchó, en compañía de Mogel y Astarloa, en sus paseos por los alrededores del monte Oiz”, ha afirmado Valverde. En aquel entorno en el que se fusionan naturaleza y tradición ubicó “Lauaxeta” el poema que Antton Valverde ha dedicado a la audiencia.

Equipo femenino Laboral Kutxa-Fundación Euskadi

A continuación, la embajadora del equipo femenino Laboral Kutxa-Fundación Euskadi, Joane Somarriba, junto a las corredoras Naia Amondarain, Catalina Soto, Eneritz Vadillo, acompañadas de Aitor Galdós, presidente de la Fundación Euskadi, han recibido el galardón otorgado a la entidad.

Somarriba, Premio Sabino Arana 2000 y embajadora del equipo de ciclismo femenino Laboral Kutxa, ha destacado que “estamos viviendo un momento importante para el deporte femenino”. En este sentido, Somarriba ha asegurado que “parece que, poco a poco, las mujeres deportistas estamos consiguiendo una mayor visibilidad, lo que indica que las cosas están cambiando, aunque muy lentamente, y todavía nos queda mucho camino por andar”. Tras recordar que ella hace más de 20 años tuvo que marchar a Italia para desarrollarse como profesional, ha reconocido que hoy día “las mujeres ciclistas de Euskal Herria tienen la oportunidad de ser profesionales en casa de la mano de Laboral Kutxa” y ha subrayado que “el equipo es un referente para todas las mujeres ciclistas de todas las categorías que se dedican o quieren dedicarse a nuestro deporte”.

Asimismo, tras sostener que “el ciclismo es un deporte terriblemente exigente, que requiere de mucho trabajo, sacrificio y esfuerzo” ha dedicado el premio “a las mujeres valientes que aprietan los dientes y luchan con todas sus fuerzas para lograr sus sueños”. “Un cálido abrazo solidario y feminista para todas esas mujeres que se esfuerzan por conseguir sus objetivos. ¡Ánimo, chicas, que unidas las fuerzas conseguiremos todos los sueños!”, ha concluido.

Pastores vascos en América

La presidenta de Euskal Artzainak Ameriketan (EAA), Laura Igantzi, ha asegurado que reciben el premio con gran alegría “porque se reconoce y se aplaude el trabajo realizado por los pastores vascos que han recorrido las Américas”. “Cada pastor tiene mucho que decir y que mostrar sobre su marcha, y nosotros, sus hijos e hijas, nietos y nietas, también estamos muy orgullosos de ellos”, ha añadido.

Igantzi, descendiente de pastores emigrados de Lesaka a América, comprobó la riqueza que guardan sus historias tras asistir con su padre a un congreso mundial de pastores en Arantzazu, en 2005. Tras constatar que eran muchos más que los que habían acudido a aquella reunión, Laura comenzó a recopilar nombres de otros pastores de Lesaka que habían emigrado al continente americano y durante el proceso se dio cuenta “del valor de su actitud, de sus miedos, del sentimiento vasco, del valor de nuestra cultura, nuestra lengua y nuestra identidad lejos de nuestra tierra”. Fue en ese momento cuando Igantzi decidió que había que recoger todas esas historias y socializarlas, porque “teniéndola en casa yo no le había dado ningún valor”.

La presidenta de EAA ha recordado cómo han cultivado y mantenido nuestras costumbres en un lugar tan lejano: “¡Qué orgullo decir que eras vasco! En América el vasco es visto como una persona trabajadora, leal y que cumple su palabra. Siempre digo que estos pastores han sido los mejores embajadores de nuestro país. Todos, vizcaínos, guipuzcoanos, alaveses, de Iparralde o navarros, eran pastores vascos con una misma lengua, sus costumbres, su cultura. En el caso de la lengua, hay que reconocer que se mantuvo, sobre todo, cuando tenían a una mujer euskaldun a su lado”, ha afirmado.

Finalmente, ha agradecido también a todos aquellos que regresaron y que con su estatus económico contribuyeron a mejorar la vida en sus respectivos pueblos, los “amerikanuak”. “Yo creo que no se daban cuenta lo bien que habían defendido el nombre y la existencia vascas. ¡Honor a vosotros, pastores vascos!”, ha concluido.

Un momento emotivo ha resultado el video enviado por Blanca Lasa, esposa de un pastor lesakarra con el que marchó a Wyoming, primero, Montana, después, para acabar en Utah, resumiéndonos, brevemente, su vida junto a sus hijos, Iñaki y Xabier, y sus cinco nietas.

Investigar, proteger y difundir el patrimonio arqueológico

El investigador y arqueólogo alavés Armando Llanos, discípulo de Joxe Miel de Barandiaran, ha dedicado cerca de siete décadas de su vida a la investigación arqueológica de la prehistoria reciente y de la protohistoria de Euskal Herria. En su intervención, Llanos ha destacado tres objetivos fundamentales en su trayectoria investigadora: investigar, proteger y difundir.

“Gracias a la investigación hemos podido constatar cómo ciertos conocimientos, técnicas, costumbres, rituales y un largo etcétera de fórmulas actuales, tienen su origen en las gentes de las sociedades que poblaron nuestro territorio, hace unos miles de años”, ha afirmado.

Otra de sus compromisos se ha centrado en la lucha por la protección y conservación de este importante y rico patrimonio arqueológico. “Algunas veces con resultados positivos, aunque también ha tenido sus lados oscuros, viendo impotente cómo se destruían importantes yacimientos al faltar un apoyo legal que amparase su conservación”, ha denunciado el investigador y arqueólogo. Sin embargo, según Llanos “el saldo ha sido favorable, pudiendo contar, en un número importante, los yacimientos hoy conservados”.

Respecto a la difusión, se ha congratulado de “haber podido devolver a esta sociedad los resultados obtenidos, en forma de publicaciones accesibles a todos los públicos, o bien en la instalación de museos y centros de interpretación, poniendo a punto este patrimonio de cara a la promoción y apoyo al turismo cultural”.

Clemente, un entrenador de cantera.

El último galardonado en subir al escenario del Arriaga ha sido Javier Clemente, “un entrenador que conoce lo que es la cantera y lo que esta aporta al futbol vasco”. Sabino Arana Fundazioa ha reconocido “la trayectoria profesional del hombre que hizo posible que la gabarra surcase la ría de Bilbao, de momento, por última vez”. “Un entrenador incombustible a lo largo de su dilatada y exitosa carrera deportiva, un ejemplo de que partiendo desde abajo, desde las categorías inferiores se pueden alcanzar grandes éxitos personales y profesionales”, han destacado.
Los periodistas Iranzu Calvo y Javier Vizcaíno han conducido el acto y la actuación artística ha corrido a cargo de Ana Arteche (Arpa) y Haizea Muñoz (Soprano).

Fuente: Sabino Arana FUndazioa

Next Euskadi